La historia de un descubrimiento, de sudar la tierra, de perseguir un sueño…

La bodega

Más de una década de esfuerzo y dedicación

Bodegas Torralbenc nace de un reto, retomar la herencia de otros, reconstruirla y recuperarla. Rehabilitar una finca menorquina tradicional, y devolver la vida a una tierra abandonada, devolverle su esencia.

El viñedo

Trabajar una tierra que no se dejaba arañar

En las antiguas casas de Torralbenc, fincas agrícolas de los siglos XIX y XX, nunca se trabajó la uva. Ni la tierra lo permitía, ni era viable con los medios de antaño. Hoy, el viñedo rodea Bodegas Torralbenc, y de las 77 hectáreas de la finca 14 están destinadas al cultivo de la uva.

Torralbenc

Historia, tradición agrícola y naturaleza

Las Bodegas Torralbenc pertenecen a la finca agrícola Torralbenc y disponen de 77 hectáreas en el término municipal de Alaior. En una privilegiada loma rodeada de viñedos, a 15 minutos de Mahón y con vistas al horizonte azul del mar Mediterráneo, ofrece de manera natural agricultura y tradición, historia y una imponente naturaleza.

Un apasionante camino por delante

Queremos seguir haciendo lo que nos gusta, seguir mejorando, sacarle a esta roca, a la tierra y a la luz de Menorca, y a nuestra uva todo su potencial…

Competir en el mercado vinícola de hoy exige hacer las cosas muy bien. Tenemos un largo camino por delante, y es apasionante.

Llegar a un sitio, echar raíces, sentirte en casa, hacer de otra tierra tu tierra... Bodegas Torralbenc, mucho más que un vino, un proyecto vital.